SOBRE MÍ

Quién soy

 

Mi nombre es Ignacio Tapia Leal y por gracia de Dios soy sacerdote desde hace 15 años. 

Soy originario de la ciudad de Puebla, aunque el estado que me vio nacer fue Michoacán.

 

Mi formación religiosa estuvo a cargo en gran parte por los religiosos Mercedarios donde hice parte de mi preparatoria, estudios de filosofía y vida consagrada. 

En el año 1998 llegué a la diócesis de Brownsville donde hice mis estudios de inglés. Un año después, fui enviado a estudiar Teología en la Universidad de St. Mary of the Lake, en la ciudad de Mundelein, IL. Y en el año 2004 fui ordenado sacerdote para la diócesis a la que muy felizmente pertenezco.

Actualmente ejerzo mi ministerio sirviendo como párroco en la iglesia San Cristóbal Magallanes y Compañeros Mártires. 

Amo mi vida sacerdotal y agradezco a Dios cada día por haberme dado la oportunidad de trabajar y ejercer mi ministerio con la gente del Valle del Rio Grande. 

 

Por qué hago esto

 

Con la alarma que provocó el covid-19 y que paralizó al mundo entero, vi muy oportuno utilizar la buena comunicación como uno de los mejores recursos para hacer frente a un mal que nos amenaza a todos como humanidad. 

 

Ante ésta amenaza, es de vital importancia para cada persona, el saber qué hacer. Por lo que la buena información es clave para prepararnos elaborando estrategias de defensa que nos permitan afrontar la crisis. 

 

Para todos nosotros los humanos, el área espiritual tiene un vinculo muy apegado con nuestra condición física. 

Puede haber personas que físicamente se encuentren bien, sin ningún malestar, pero que en el área espiritual se encuentren débiles. 

Si se descuida ésta área espiritual, podría desencadenarse en trastornos y males físicos. 

 

En cambio, si una persona cuenta con la fortaleza espiritual, está garantizado que ella estará mas óptima para afrontar un mal físico. 

 

En muchos de los casos, ésta buena disposición espiritual se puede convertir en fuente de poder, en el cual cada individuo encuentre apoyo para acelerar el tiempo de recuperación, o si la enfermedad es muy grave, ayude a ese individuo a utilizar su grave condición como medio de purificación para disponer el espíritu. 

 

Para apoyar la vida espiritual de los feligreses de la parroquia, vi oportuno abrir éste foro, con el fin de fomentar la buena comunicación. 

Ésta, se establece por medio de saber y difundir, que Cristo a vencido a la muerte, que no hay poder por encima de él y que Cristo mismo ha reservado un lugar en su Reino para todos los que confiemos en su Promesa de vida eterna. 

Este tiempo de incertidumbre, sirve como medio para probar nuestra fe y desarrollar la esperanza; piezas fundamentales para practicar nuestra caridad.

 

Lo que puedo hacer por tí

 

La propuesta del difundir la Buena Noticia es mandato divino y que aplica para todos los bautizados. Mc 16:15

 

A imitación de los discípulos de Emaús, que caminaban desconsolados, el contenido de ésta página está orientado a ayudar a cada persona a reconocer que, por difícil que parezca, Cristo siempre camina a nuestro lado. 

El propósito de querer acompañarnos, es para que podamos comprender todo lo que se ha dicho a cerca de él en las Sagradas Escrituras y proclamarlo como nuestro Salvador. 

El leerlo, estudiarlo, meditarlo y creerlo, nos anima a estar unidos con la comunidad de creyentes. 

 

Ésta participación activa nos mueve a darle gracias a Dios por medio de la Eucaristía; que al ser alimentados espiritualmente, nos activa a la caridad, y al practicarla nos promete la vida eterna.

© 2020  / Todos los derechos reservadosIgnacio Tapia Leal. Creado buro10 estudio grafico

LOGOTIPO SAN CRISTOBAL MAGALLANES BLANCO